El nuevo año 2019

light painting at night
Photo by Pixabay on Pexels.com

 

Hace cuatro días comenzó el 2019 y este es el primer post del año.

El año 2018 fue el año en el que mi anterior blog “reducirestres” se cerró. Después de cuatro años de vida, finalmente, entendí que un ciclo había concluido y debía cerrar el blog.

¿Y por qué de esta comprensión? Pues sobretodo debido a la falta de motivación para lo que inicialmente fue creado el blog.

Me proponía crear un sitio web en el que volcar mis comprensiones sobre la aplicación en mi vida del mindfulness o conciencia plena, como prefiero llamarlo, y además crear en el un soporte online con el que ofrecer cursos y productos digitales.

Y ahora veo y me confirmo a mi mismo que no es pereza lo que hizo dejar del blog anterior. Sino la falta del impulso necesario para escribir, y estar en una especia de lucha con la que ya no me identifico.

Y no me malentiendan. Mi práctica no ha cesado en este tiempo. Al contrario la meditación y la auto indagación son cada vez más importantes en mi vida: pero a nivel personal y no como una mera herramienta de negocio.

Suelo huir de todo lo que representa modas o movimientos de grandes masas y tal vez en este último año sentí que el termino “mindfulness” se había sobre explotado, y ya que además mi vía interior, espiritual resonaba más con el camino del advaita vedanta decidí alejarme de eso y no formar parte de ese circo.

La moda Mindfulness no me agrada pues se ha convertido algo que podía ser muy útil en una especie de reclamo comercial new age para urbanitas que sin querer renunciar a sus apegos materiales quieren practicar una “espiritualidad de salón”. Usando la meditación para ser mas cool y sentirse en la moda como las grandes celebrities que posan en los medios y redes sociales en postura de meditación o haciendo yoga.

Esto ha sido todo por hoy, seguiremos comentado el tema.

 

Un saludo

 

Luis MIguel Colado